UNIDOS con las víctimas del terrorismo @ACVOT

UNIDOS SI participaremos este Sábado, a las 18:00 horas, en el acto de homenaje a las victimas del atentado de #Hipercor organizado por la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT). Como en años anteriores, mañana honraremos la memoria de las 21 personas asesinadas y 46 heridas por la organización terrorista nacionalista #ETA el 19 de junio de 1987.

La izquierda que sí va a Colón: “Asistiremos los socialistas valientes y coherentes” @ElEspanolcom

UNIDOS SI agradece la #solidaridad en Madrid con las víctimas más cercanas del #nacionalismo catalán.

La izquierda patriótica estará en la Plaza de Colón. Organizaciones como dCIDE, Izquierda En PositivoSomos España y UNIDOS SÍ -entre otras- se manifiestan este domingo en contra de los indultos que el Gobierno planea conceder a los líderes separatistas condenados por sedición y malversación de fondos públicos.

Desde Moncloa, a través de la portavoz María Jesús Montero, aseguraron que “sólo habrá gente de derechas” en la manifestación, convencidos de que difícilmente habrá socialistas que quieran manifestarse junto a líderes como Pablo Casado, Santiago Abascal o Inés Arrimadas. Pero no son pocos quienes vienen a refutar esta tesis.

Y es lógico. La manifestación, que ha sido convocada por Unión 78 y no por ningún partido político, va dirigida a ese 80% de españoles -y 72% de votantes del PSOE- que no quieren que el Gobierno de España perdone las penas a los golpistas separatistas, que no se han arrepentido y continúan abonados al “ho tornarem a fer” (lo volveremos a hacer).

Así es que entre los manifestantes estarán el ex de UPyD … Toni García, el columnista Antonio Robles o el excandidato a secretario general de Podemos en Cataluña, Enric Martínez. Entre otros.

“Demócratas españoles” y “unidad de España”

Uno de los primeros colectivos progresistas en sumarse a la convocatoria fue dCIDE. Su fundador, columnista y profesor Antonio Robles, defiende la presencia del partido en la manifestación por cuanto cree necesario que “los demócratas españoles no se dejen chantajear emocionalmente por los estigmas que el populismo, nacionalismo e izquierdas reaccionarias les imponen”. “Hay que tener mucho cinismo para que quienes pactan con Bildu, nacionalistas y populistas del peor chavismo, pretendan servir de clérigos de las buenas costumbres a los demás”, censura Robles, que considera que no tiene que haber “una” sino “mil manifestaciones” …

Luis-Carlos Nogués, profesor y exmilitante socialista de Somos España, cree necesario “que haya una izquierda manifestándose en Colón” contra “quienes intentaron romper la nación y levantar fronteras entre los trabajadores españoles”. Y también porque con su presencia pretende denunciar “el colaboracionismo de cierta izquierda con los enemigos de España”. Nogués cree que a Colón “asistiremos los socialistas valientes y coherentes“, “comprometidos con la causa de la nación española y de su clase trabajadora”. Este profesor cree que ha llegado el momento de plantear “la guerra sin cuartel al separatismo” … y los sediciosos “paguen y sean consecuentes con la irresponsabilidad de sus actos”.

Quien tiene más cautelas es Enric Martínez, portavoz de Unidos Sí. Aunque este profesor universitario se suma a la cita, señala que lo ideal hubiera sido celebrarla en Barcelona porque “es allí donde estamos las principales víctimas de los reiterados abusos y crímenes del poderoso nacionalismo catalán, y somos también la primera línea de resistencia“. [Además, hacerlo en la capital del pretendido “Estado imperialista” puede ser contraproducente porque será utilizado en estos términos por el nacionalismo catalán y sus aliados en Alemania, Bélgica, Países Bajos, y países bálticos.]

Asimismo, valora Martínez que “puestos a hacerlo en mi queridísima Madrid, escogería Puerta del Sol, Plaza de España u otro emplazamiento que no evoque la manifestación de las tres derechas de 2019, pues esto desalienta la participación de muchas personas de izquierdas que no soportan estar con voxistas ni por un rato”. [“Es crucial movilizar a los españoles de izquierdas en defensa de la democracia, frente al nacionalismo supremacista, excluyente y golpista, y aunque la de Diez y Savater es la mejor movilización convocada hasta ahora, se queda corta en atraer también a esta parte decisiva de la población, que solía votar PSOE y hasta la IU de hace 20 años”], zanja Martínez.

Seguir leyendo

Por la paz y la democracia, que los #golpistas cumplan sus #penas

Son muchas las razones por las que la ciudadanía española no puede aceptar el indulto a los golpistas nacionalistas:

  • Pusieron en grave peligro cientos, incluso millares de vidas: un disparo en pleno acaloramiento político de un cazador, guardia rural (como el famoso receptor del consejo “la república no existeix, idiota”), un policía municipal o autonómico, o incluso de mercenarios, hubiera podido desencadenar una espiral de violencia armada con un baño de sangre (como los que en fechas previas evocaron en medios de comunicación escritores “orgánicos” como Manuel Castells y Manuel Delgado, entre otros).
  • Causaron (y siguen causando) estragos multimillonarios en la economía catalana y la del conjunto de España.
  • Causaron (y siguen causando) destrucción de decenas de miles de puestos de trabajo en la región y en el conjunto nacional.
  • Malversaron millones de euros del erario público.
  • No se arrepienten de sus gravísimos delitos.
  • Insisten en hacerlo de nuevo en cuanto tengan oportunidad.
  • La experiencia histórica (1934-1936) nos enseña las gravísimas consecuencias de que los golpistas nacionalistas no cumplan sus penas.

Los catalanes democráticos nos oponemos a indultos y mesas de negociación del Gobierno con aquellos que nos quieren convertir en extranjeros en nuestra tierra. La estrategia de cesión durante 40 años nos ha traído hasta aquí. Lo que hace falta es una respuesta política que refuerce la presencia del Estado de todos en Cataluña, que elimine el adoctrinamiento y la inmersión lingüística obligatoria y monolingüe en las escuelas, y también una mejor comunicación de la verdad histórica de Cataluña en España, un refuerzo de lo que nos une, durante tantos años minado y ocultado por la cizañera estrategia del nacionalismo identitario catalanista.

#CatalanesContraLosIndultos

#CatalansContraElsInsults

#13JContraLosIndultos

#NoALosIndultos

#Indultos: Sansón y los filisteos #GregorioMoran

Los tiempos que vivimos son más fieles a los actores secundarios que a los héroes de las leyendas

Los ateos posmodernos no leen la Biblia y es una pena porque ayudaría a encontrar referentes que vienen de muy lejos. Es verdad que el chiste es el material más alejado de lo bíblico y que la búsqueda de los jijiji-jajaja resulta empresa baldía. La Biblia es tan seria que provoca miedo. Los de mi quinta la leímos mitad por obligación canónica mitad porque nuestro tío Bertold Brecht, tan olvidado él, la citaba como una fuente permanente de inspiración. Ay, los ateos de antaño, entre los que me cuento, teníamos la Biblia como un elemento cultural en tiempos de nacionalcatolicismo, cuando leer la versión del sevillano Cipriano de Valera, un exiliado ya en el siglo XVI, podía traducirse con la expulsión del colegio de los reverendos Padres Dominicos. Hablo por experiencia.

La historia de Sansón, un espantoso relato que deja en mantillas las cutreces de Tarantino, no se limita a Dalila, un corte de pelo y el derribo del templo y su mítico “Muera aquí Sansón con todos los filisteos”. Esa historia al completo es de una actualidad que la convierte en símbolo. La pueden encontrar en el bíblico “Jueces” y allí podemos leer la trayectoria demencial de un chulo, arrogante y agresivo, el tal Sansón, del que cualquier instrumentalización pedestre estaría de más y parecería memez. A mí me interesa más el papel de los filisteos; taimados y cobardes. Los tiempos que vivimos son más fieles a los actores secundarios que a los héroes de las leyendas. En esas estamos.

El sismógrafo de las erupciones en España las detecta siempre Marruecos y de manera compulsiva. Cuando el sistema español se cuartea, el vecino inicia ofensivas de largo alcance. Ocurrió durante la enfermedad de Franco con la Marcha Verde y ha vuelto a suceder ahora, y eso por citar solo lo más llamativo, porque incidentes de tal jaez han venido sucediendo episódicamente. Lo de menos es que asilaran con una torpeza inaudita al líder del Frente Polisario por “razones humanitarias”, lo de más es admitir diplomáticamente la ambición del Gran Marruecos y la ocupación del Sahara, antaño colonia española. Tanto cuidado como han puesto los medios para no admitir que el régimen marroquí es una satrapía en la que nuestro viejo rey, hoy sarcásticamente supongo apodado Emérito, se movía en su calidad de socio. Juan Carlos nunca tuvo amigos, sólo socios y siervos; conviene no olvidarlo.

Ocurrió durante la enfermedad de Franco con la Marcha Verde y ha vuelto a suceder ahora, y eso por citar solo lo más llamativo, porque incidentes de tal jaez han venido sucediendo episódicamente

Lo que nos abstenemos de señalar es que el sátrapa marroquí es socio preferente de nuestro gran aliado, los Estados Unidos, ya sean de Trump o de Biden, y que igual que sucedió con la Marcha Verde, donde ondearon banderas de barras y estrellas, está ocurriendo ahora. Llamémoslo invasión o chantaje, da lo mismo, los 10.000 pobres de un régimen que cuenta con muchos miles en situación de no perder nada porque ya está todo perdido, es una jugada siniestra pero previsible y que deja al Gobierno enredado en su permanente improvisación. Todo se improvisa, pero luego todo se barniza.

Seguir leyendo