TABARNEXIT

TABARNEXIT es un movimiento social que pretende aglutinar a todas las personas y entidades que deseen colaborar y mantenerse informados de la creación de la XVIII Autonomía de España.

Tabarnia's_Map & Shield

La XVIII Comunidad Autónoma adoptará la denominación TABARNIA o bien otra que se considere de igual o superior dignidad.  Este movimiento para promover su constitución cuenta con varias asociaciones y partidos (www.tabarnexit.org). Uno de ellos es UNIDOS SI, primer partido que promueve abiertamente por la creación de Tabarnia y, de hecho, ya lo incluía entre sus propuestas ante las elecciones autonómicas del 21 de Diciembre, previo a su popularización de fin de año.

11783624_10204836221925483_1888210550_o

Sin embargo, lejos de pretender apropiarnos de la creación o dirección de Tabarnia, queremos recordar que las personas que formamos UNIDOS SI tenemos largo recorrido en la apuesta por una solución para el conflicto entre catalanes mediante una organización institucional justa, solidaria, abierta al mundo y, por tanto, libre de nacionalismo. En este sentido, nuestro partido se ha manifestado cada miércoles durante 25 semanas consecutivas reclamando la aplicación íntegra del artículo 155 en Cataluña ante la delegación del gobierno  de España en Cataluña.

Como llevamos años predicando, la soberanía popular es un legado histórico fundamental e irrenunciable y, por ello, debe ejercerse, puede ampliarse, nunca trocearse. Las políticas de igualdad de oportunidades y justicia social requieren de un gobierno fuerte en un país grande.

En este sentido, en la terrible coyuntura histórica actual, éstas siguen siendo nuestras Prioridades:
1. Nuevo modelo económico y de empleo tendente a la justa distribución y uso de la riqueza, desde la Unidad de los de Abajo.
2. Ampliación de los derechos sociales, con la sanidad pública y el trabajo garantizado primero, desde la Unidad de los de Abajo.
3. Unidad de la ciudadanía, especialmente de los excluidos. La inmensa mayoría nos sentimos hermanos con unos y otros españoles y queremos igualdad de oportunidades sin privilegios para castas locales.
4. Democracia de base, lo más participativa posible.

Imagen Fondo TaBarnia

Anuncios

Después del 21D. Sugerencias al Gobierno nacional – eNotícies

valls-rajoy-moncloa--644x362
El Primer Ministro de Francia, Sr. Manuel Valls, contrario a la secesión, recibido en la sede del Gobierno de España.

No hagamos leña del árbol caído, que bastante tiene con el trasvase (no tan “útil” como algunos pretendieron) de 7 de sus 11 escaños autonómicos, y centremos la cuestión de manera constructiva. Por la fuerza de los hechos, a estas alturas el Sr. Rajoy y la Sra. Sáenz ya tienen claras, algunas cosas:

1) Es tozuda la sociología electoral de Cataluña. Los secesionistas ganan en escaños, y también en votos, a menos que quiera anotarse a los de Colau-ICV-Podem en el haber constitucionalista (a sabiendas de que la mayoría de sus dirigentes simpatizan con la secesión y demás dogmas nacionalistas). ¡Y casi ganan también en la provincia de Barcelona! (la diferencia es de 2 puntos porcentuales)

2) Estos comicios han sido craso error. C’s querían comerle la tostada al PP: más allá de sus sueños más húmedos, they got it. El PSC-PSOE pretendía recuperar parte de sus antiguos votantes, tanto por el flanco de los Colaus como por el de C’s, pero sólo lo ha logrado, y tímidamente (es un decir, tratandose de “Icetaton“), contra los primeros.

3) El PP ha pagado la fiesta a C’s. Ha aplicado un 155 irreconocible, tanto respecto a lo que cabía esperar (¡ay, Don Manuel Fraga!) como a que es prácticamente invisible, de tan poco como se ha intervenido el entramado autonómico. El Presidente ha convocado unas elecciones completamente prematuras bajo presión de C’s y PSC-PSOE. Para más INRI, la dirección nacional ha alentado Societat Civil Catalana (SCC), su constelación de satélites y su privilegiado acceso a medios de comunicación, pero su praxis ha estado al servicio de C’s y un sector marginal del PSC.

No había necesidad de conceder tanto a C’s y el PSC-PSOE para que apoyasen el 155 light. Por no decepcionar, de nuevo, a su electorado, a C’s no le quedaba sino cerrar filas con el Gobierno. El PSOE de Sánchez apenas tenía más margen de maniobra. El chantaje de moción de censura (necesariamente constructiva, no existiendo candidato alternativo que aglutine más consensos), puro farol si alguien se atreviese siquiera a sugerirlo.

Es hora de corregir el rumbo. Aún se puede. Aunque la maraña de variables es compleja, indiquemos algunos puntos cardinales:

1) Descartemos, por patológicamente conspirativa, la conjetura de que se hubiera sacrificado al PP catalán, cual Vidal-Quadras en 1996, en aras del engorde de C’s. Como diría el profesor Juan Linz tras 60 años de estudio sociológico e historiográfico del poder, la debacle electoral debe atribuirse a la estupidez (ni más, ni menos). Es la arrogancia del petulante, esa mezcla de ignorancia y soberbia, acaso originada entre ciertos barceloneses que se creen dotados de ciencia infusa por nacer en casa bona. Está claro, en todo caso, que varios asesores de Moncloa y Génova deben ser cesados fulminantemente.

2) En la noche electoral resonaron unas palabras de García Albiol. Aun con errores políticos (dejemos por hoy ciertas discrepancias morales), como en sus tiempos de baloncestista, tiene instinto para ver y ejecutar jugada en la cancha. Aunque procure actuar con frialdad, a veces asoma su impulso más apasionado y franco, y encesta. Como esa noche en Radio Nacional, atizando esta puya (mutatis mutandis) al team de Rivera:

Ahora están muy contentos, pero les va a durar 5 minutos, porque estarán en la oposición, como nosotros, unos meses”.

“Unos meses”. Dicho por alguien muy bien informado (y comprensiblemente irritado, como si le hubieran timado).

3) Si la sociología electoral, anclada en estructuras sociales determinadas, apenas puede variar en el medio plazo, su superestructura psicológica es más tratable. Pero requiere una acción institucional más enérgica y el periodo de tratamiento mínimo es de varios meses, de preferencia hasta las municipales de primavera de 2019. Aún hay espacio para las “políticas públicas” (policies), mediante un correcto desarrollo y ejecución del enorme potencial del 155, íntegro, como lo entendía Fraga (Padre de la Constitución, algo sabría del espíritu con que se redactó, debatió, aprobó y refrendó este artículo).

4) Está a la vuelta de la esquina la ocasión para que el Senado amplíe el mandato, con el Año Nuevo y aplastante mayoría absoluta del PP. Es inminente un periodo “movidito”, al menos, en sedes parlamentarias, policiales y judiciales. Incluso, en controles de frontera. (Octubre demostró que las calles no son seves, al menos, en la productiva “Tabarnia”). Que la Fiscalía desaconseje libertades provisionales y todo fluirá, por su curso natural, y a pedir de boca.

5) En el tempestuoso 2014, en unos informes para una agencia gubernamental, aconsejé una amplia batería de medidas. Algunas fueron adoptadas, aunque bastante después, con resultados positivos. Otras muchas, no. Pese a tener solución, los problemas siguen enquistados por falta de intervención. Hoy ya es un clamor la necesidad de control efectivo de la CCMA (TV3 y Catalunya Ràdio) y el circuito regional de RTVE, así como de atajar el descarado adoctrinamiento en las escuelas catalanas. Botón de muestra.

6) Prosíganse, con firmeza, las pesquisas policiales y procesos judiciales sobre múltiples y graves delitos, y amplíese el número de investigados (muchos son los llamados, poquísimos los elegidos, por ahora).

7) Desaconséjese vivamente, de inmediato, la financiación incondicional de SCC y su pequeño holding, ese “Frankenstein” que juega a usurpar el auténtico tejido asociativo de la Resistencia al nacionalismo; o reestructúrese para que, ahora de verdad, sea “transversal” e inclusivo, o bien, sans façon, al servicio del PP; ya no más, primordialmente, al de C’s y el PSC.

8) En todo caso, apóyese con generosidad a las entidades que se han batido el cobre durante 30 años contra el secesionismo, como Profesores por el Bilingüismo, Convivencia Cívica de Cataluña y Asociación por la Tolerancia, necesarios para equilibrar la promoción incondicional del secesionismo desde las instituciones autonómicas.

Enric Martínez-Herrera, Ph.D. Analista y profesor de CC. Políticas y Sociales

Fuente: http://opinion.e-noticies.es/la-puntita/despues-del-21d-sugerencias-al-gobierno-nacional-114971.html

6 claves de Tabarnia – Actuall

No significa la separación del resto de la nación, sino asegurar su unidad

Bandera Layetania-Cosetania ondas plata y azur r2
Propuesta de bandera de “Tabarnia”

Los periodistas dan la impresión, casi sin excepciones, de haber dejado de leer correctamente los mensajes los ciudadanos:

1. Tabarnia no rompe la unidad nacional: la refuerza

No se trata de un país nuevo sino de una nueva comunidad autónoma. No significa la separación del resto de la nación, sino asegurar su unidad. Tanto como permite la pésima idea de las autonomías.

2. Tabarnia no es una ocurrencia contra los secesionistas: es el instrumento de su derrota

Si no se destruye la idea que los nacionalistas tienen de Cataluña, el nacionalismo nunca desaparecerá. Podemos superar (quizá) su actual embate, pero regresarán con igual determinación dentro de una generación. Crear y consolidar una nueva autonomía en el centro de su país imaginario y que la ciudadanía les prive de su principal baluarte les condena a la derrota definitiva.

3. Tabarnia no desaparecerá cuando gobiernen Cataluña los constitucionalistas: es la garantía de que eso suceda

Si metemos en el cajón la construcción de una nueva autonomía que divida Cataluña, archivamos en esta región la unidad nacional. Si construimos una nueva región constitucionalista y próspera, el resto de Cataluña terminará pidiendo su integración.

4. Tabarnia no es una iniciativa divertida en las redes sociales: es el clamor de la inmensa mayoría

El mérito de sus promotores es haber verbalizado lo que hasta ahora se consideraba una utopía. Y todos hemos descubierto de repente que la idea de Tabarnia es la válvula de escape por la que escapa a chorro el vapor condensado de nuestras aspiraciones censuradas, reprimidas, vilipendiadas desde que murió Franco. Y por eso precisamente…

5. Tabarnia no es una moda: es nuestra aspiración a la libertad

Descubrimos al mismo tiempo que existe una idea que como catalanes nos hace libres y que esa idea no es un sueño sino que se puede convertir en real.

6. Tabarnia es el sueño al alcance legal y constitucional de la mano

En la España del PP y del PSOE; de la subvención pública como instrumento político; de la Justicia como traje a medida del establishment; del corta y pega leyes a la medida de los intereses del poder político y mediático; del sortea, burla e incumple la Constitución cuantas veces le apetece al sistema; de las televisiones públicas y privadas como escuelas de adoctrinamiento; en esta España de mediocres clases dirigentes, irrelevantes líderes y partidos y medios autistas, ¿alguien cree que no se puede crear una nueva autonomía si nos empeñamos a fondo?

Miguel Vidal Santos

Lectura completa: www.periodistadigital.com/opinion/politica/2018/01/02/las-6-claves-de-tabarnia-de-las-que-los-periodistas-no-se-enteran.shtml

El adoctrinamiento escolar de Cataluña a debate en televisiones… extranjeras

El adoctrinamiento en la escuela catalana existe desde los años 80, como sabe cualquiera que haya seguido los informes de Profesores por el Bilingüismo (APB). Pero sólo ha saltado a la palestra pública a raíz del intento de golpe de Estado del 1 de Octubre en Cataluña. Desde entonces, son incontables las denuncias de casos concretos que ha mostrado la prensa de toda España.

El sindicato AMES presentó recientemente un informe muy actualizado sobre los manuales de Secundaria, que deja poco lugar a dudas razonables. El tema se llegó a debatir en el Congreso de los Diputados, a raíz de una propuesta de Ciudadanos para promover el desarrollo de una Agencia independiente de la Alta Inspección Educativa, que velara para que se impartan contenidos educativos en consonancia con la Constitución, sin adoctrinamiento político-ideológico.  Sin duda, la propuesta más interesante que se ha presentado para solucionar un grave problema, finalmente rechazada por una clase política que, por desgracia, prefiere seguir practicando el negacionismo más irresponsable. Como se hizo durante años a cuenta de la imposibilidad de estudiar en lengua española en Cataluña, negado con espectacular cinismo tanto por separatistas como por supuestos constitucionalistas.

El problema del adoctrinamiento merece un reportaje a fondo de la televisión pública. Es lo que se suele hacer en cualquier país de nuestro entorno con los asuntos polémicos de actualidad. Menos en España, donde las televisiones nacionales, tanto públicas como privadas, han sido incapaces de hacerlo. Como siempre, el caso de TV3, ha sido clamoroso y se ha destacado por ignorar absolutamente cualquier planteamiento crítico sobre la escuela catalana. No es de extrañar, pues tanto la televisión como la escuela públicas cumplen la misma función adoctrinadora en Cataluña desde los años 80: persuadir a los catalanes de que forman parte de una nación que no tiene nada que ver con España. El circuito catalán de TVE es, en la práctica, una TV3 light, incapaz de ofrecer una alternativa digna a la desfachatez proseparatista de su homóloga autonómica. Como mucho, practica una equidistancia, con la conclusión final de que, aunque haya alguna cosita, el asunto al final no es tan grave. Como se vio en el grotesco guirigay “Ara i Aquí” del 23 de diciembre, en el que supuestamente se iba a debatir sobre el adoctrinamiento en la escuela catalana, pero ni se dignaron invitar a las personas que han profundizado en el tema recientemente, como el inspector educativo Jesús Rull o los profesores Antonio Jimeno y Vera-Cruz Miranda. Y a los invitados que intentaban defender una posición crítica –Lidia Falcón y Dolores Agenjo– se les cortaba bruscamente el razonamiento para dar paso a tertulianos negacionistas, especializados en soltar los lugares comunes con los que el separatismo acostumbra a reventar cualquier intento de debate.

 

APB Carlos Fuentes
El director de colegio y presentador Carlos Fuentes

Seguir leyendo